pila de alimentos fritos y dulces poco saludables Fuente de la imagen principal: latidos1/Shutterstock

hormonas juegan un papel muy importante en la regulación de la mayoría de las funciones físicas y mentales de su cuerpo. Afectan su apetito, patrones de sueño y cómo responde a estrés , libido y ansiedad, por nombrar algunos. Los desequilibrios hormonales ocurren cuando hay demasiada o muy poca hormona en el torrente sanguíneo.


Debido al papel esencial que desempeñan las hormonas en el cuerpo, incluso el más mínimo desequilibrio hormonal puede provocar efectos secundarios en todo el cuerpo. Afortunadamente, hay cambios simples en el estilo de vida que puede hacer para ayudar a restaurar niveles saludables de hormonas.

¿Qué papel juegan las hormonas?

Las hormonas viajan por el torrente sanguíneo y los órganos para regular funciones importantes. Estas funciones incluyen crecimiento y desarrollo, fertilidad, metabolismo , el estado de ánimo y el estrés, y la temperatura corporal. Las hormonas que normalmente se desequilibran primero son el cortisol y la insulina. Estos desequilibrios hormonales en insulina, esteroides, hormonas de crecimiento y adrenalina pueden afectar tanto a hombres como a mujeres. Sin embargo, las mujeres pueden notar desequilibrios en el estrógeno y los niveles de progesterona, mientras que los hombres pueden notar i desequilibrios en la testosterona .

Los efectos negativos de una dieta occidental

Cargada de carbohidratos procesados ​​con almidón, azúcar, grasas trans y colores y sabores artificiales, la dieta occidental es un catalizador principal para el desequilibrio hormonal temprano. Una dieta poco saludable suele consistir en alimentos con alto contenido calórico y muy poco valor nutricional . El consumo regular de esta comida rápida y procesada puede conducir a la obesidad, cambiando los niveles hormonales de su cuerpo. Un alto porcentaje de grasa corporal influye en muchos procesos importantes del cuerpo, específicamente la insulina, el cortisol, el estrógeno y la testosterona. Cuando estas hormonas se descontrolan, pueden presentarse síntomas como fatiga, depresión , ansiedad, entumecimiento en las manos, estreñimiento y taquicardia.

Cómo equilibrar tus hormonas

Afortunadamente, es posible restablecer la armonía en nuestras hormonas y aliviar los síntomas haciendo algo simple: modificar nuestra dieta. Tener una dieta generalmente baja en colesterol , el azúcar, la sal y la cafeína se han relacionado con una menor incidencia de desequilibrio hormonal. Por otro lado, se ha demostrado que seguir una dieta occidental típica aumenta los niveles hormonales.


Aunque es importante consultar primero con un médico sobre el equilibrio de sus hormonas y ver qué cambios son mejores para usted, la nutrición adecuada juega un papel muy importante. Una dieta nutritiva y otros hábitos de estilo de vida saludables pueden mejorar su salud hormonal y permitirle sentirse y rendir al máximo. Si los cambios en la dieta no ayudan a abordar los síntomas, debe consultar a su proveedor de atención primaria para analizar sus niveles de tiroides, hormonas y cortisol.

3 alimentos que equilibran las hormonas

1. Bayas

  Parfait de bayas con yogur de coco y granola

Las bayas no solo están llenas de antioxidantes que benefician tu cerebro y sistema inmunitario , pero son un poderoso aliado para combatir los síntomas del síndrome premenstrual porque ayudan a nuestro cuerpo a deshacerse del exceso de estrógeno dañino. Como beneficio adicional, los fitoquímicos que contienen las bayas, como la quercetina, el ácido elágico y el resveratrol, también lo protegen contra el cáncer de mama inducido por estrógenos debido a su capacidad para equilibrar las hormonas.


2. Lentejas

  Ensalada Mediterránea De Lentejas

lentejas son uno de los alimentos más baratos y nutritivos que existen, y resulta que también son excelentes para prevenir Síntomas del síndrome premenstrual de ocurrir. ¿Cómo? Pues bien, las legumbres como las lentejas contienen una gran cantidad de vitamina B6, que es un cofactor en la producción de serotonina, un neurotransmisor implicado en la estado animico y apetito regulación. Las lentejas también son una buena fuente de hierro, cuyo consumo está relacionado con un menor riesgo de desarrollar síndrome premenstrual debido a su efecto teórico sobre la serotonina y el GABA en el cerebro.

3. Semillas de girasol

  Crema de Girasol 'Cheddar'

Semillas de girasol son buenos para tener a mano cada vez que llega un antojo de sal. Estas diminutas semillas son deliciosas y contienen una tonelada de beneficios nutricionales que te ayudarán a aliviar los síntomas del síndrome premenstrual. Son ricos en vitamina E, vitaminas B, cobre, selenio y magnesio . Su contenido en vitaminas del grupo B, cobre y magnesio es de especial importancia a la hora de combatir el síndrome premenstrual, ya que una ingesta elevada de estos micronutrientes se ha relacionado con una disminución del riesgo de experimentar el síndrome premenstrual. Esto probablemente se deba a su efecto sobre la producción de neurotransmisores como la serotonina y el GABA involucrados en nuestros ciclos hormonales.


En resumen, como puede ver, la comida rápida está lejos de ser la mejor opción para su salud, los animales o el planeta. ¡Entonces, en su lugar, opte por una comida preparada en casa con alimentos cultivados localmente para reducir al máximo los recursos y obtener los mejores beneficios para la salud!