Niños jugando afuera en la nieve

Invierno es una época mágica del año, ¡especialmente para los niños de la ciudad! Las calles cubiertas de nieve y las luces parpadeantes hacen que incluso las áreas urbanas más concurridas se sientan como un paraíso invernal. Pero con el clima más frío también viene el riesgo de fiebre de cabina. Entonces, ¿cómo podemos mantener a los niños de la ciudad entretenidos y activos durante el invierno? ¡Mira estas 10 divertidas actividades de invierno para niños de la ciudad que seguramente ahuyentarán la tristeza invernal!


1. Patinaje sobre hielo

Nada grita 'diversión de invierno' como el patinaje sobre hielo. Muchas ciudades tienen pistas al aire libre abiertas al público y algunas incluso ofrecen alquiler de patines. El patinaje sobre hielo no solo es una forma divertida de quedarse activo , pero también es una excelente manera para que los niños mejoren su equilibrio y coordinación.

2. Trineo

El trineo es una actividad clásica de invierno que nunca pasa de moda. Muchas ciudades han designado colinas para trineos en los parques, o incluso puedes intentar deslizarte por una pendiente suave en un trineo de plástico o en una bolsa de basura.

3. Giras de cine y televisión

Si estás en la ciudad de Nueva York, echa un vistazo a la Recorrido de cine y televisión de Nueva York by On Location Tours es un recorrido turístico guiado en autobús de 2,5 horas que presenta más de 60 ubicaciones de la ciudad de Nueva York que aparecen en sus películas y series de televisión favoritas. El recorrido incluye el edificio de apartamentos Friends, la estación de bomberos de los Cazafantasmas, el arco de Washington Square Park que aparece en When Harry Met Sally, Glee, Something Great y The Mindy Project, McGees Pub; la inspiración para MacLaren's Pub en Cómo conocí a vuestra madre, ¡y más!

El recorrido se realiza los jueves, viernes, sábados y domingos a las 11 am. Para obtener más información y reservar su recorrido, visite onlocationtours.com . Actualmente tienen una oferta de invierno en la que puede obtener $ 10 de descuento en cualquier recorrido público o privado usando el código de promoción OLTWINTER10.


4. Peleas de bolas de nieve

No hay nada como una buena pelea de bolas de nieve a la antigua. Es una forma divertida para que los niños se desahoguen y hagan un poco de ejercicio.

5. Construyendo muñecos de nieve

Construir un muñeco de nieve es una actividad de invierno atemporal que los niños de todas las edades pueden disfrutar. Reúna algunos palos, zanahorias y carbón, y deje volar la creatividad de sus hijos.


6. Caminata invernal por la naturaleza

El hecho de que haga frío afuera no significa que los niños no puedan disfrutar del aire libre. Abríguese y realice una caminata invernal por la naturaleza a través de un parque o reserva cercano. Esté atento a las huellas de animales y carámbanos, y tome un poco de chocolate caliente para mantenerse caliente.

7. Escalada en roca bajo techo

Muchas ciudades tienen gimnasios de escalada en roca bajo techo que ofrecen rutas desafiantes para niños de todas las edades y niveles de habilidad. La escalada en roca no solo es una excelente manera de mantenerse activo, sino que también promueve la resolución de problemas y el trabajo en equipo.


8. cocinar y hornear

Con el clima más frío llega la oportunidad perfecta para que los niños aprendan sobre Cocinando y horneado. Trate de hacer una receta cálida y reconfortante como sopas o pan; los niños se divertirán y aprenderán sobre alimentación saludable y la importancia de utilizar ingredientes locales.

9. Juegos de mesa

El invierno es el momento perfecto para quedarse adentro y jugar juegos de mesa. Esta es una excelente manera de vincularse con su familia y desafiar sus habilidades de pensamiento crítico y razonamiento lógico.

10. Noches de cine

Las frías noches de invierno son el momento perfecto para acurrucarse y ver una película. Conviértalo en una experiencia educativa eligiendo películas que promuevan la conciencia ambiental y la sostenibilidad, como “The Lorax” o “An Inconvenient Truth”.

11. Voluntariado

Finalmente, el invierno es un buen momento para que los niños retribuyan a su comunidad. Desde ayudar en un comedor de beneficencia local hasta participar en la limpieza de un vecindario, hay innumerables maneras en que los niños pueden marcar la diferencia en su comunidad.


Todas las actividades propuestas anteriormente pueden ser una forma de aprender sobre la importancia de la medioambiente ; por ejemplo, durante la caminata por la naturaleza, puede enseñarles a sus hijos sobre el ecosistema, las diferentes huellas de animales y cómo respetar naturaleza . Además, todas estas actividades promueven la actividad física y el estar al aire libre, lo que ha demostrado tener un impacto positivo en la salud de los niños. salud mental , rendimiento académico y bienestar general. Con un poco de creatividad y planificación, los niños de la ciudad pueden divertirse tanto en invierno como sus contrapartes de los suburbios. ¡Así que abríguese, salga y haga algunos recuerdos de invierno!

Nota: Recuerda que al participar en actividades al aire libre, es importante vestirse adecuadamente, prestar atención al pronóstico del tiempo, estar al tanto de las precauciones de seguridad y siempre respetar el entorno natural que te rodea. Además, como recordatorio pro-ambiental, trate de reducir su huella de carbono caminando, andando en bicicleta o usando el transporte público cuando sea posible, y trate de evitar plásticos de un solo uso .

El invierno no tiene por qué ser aburrido para los niños de la ciudad. Con creatividad y planificación, se pueden disfrutar innumerables actividades divertidas y atractivas mientras se promueve la conciencia ambiental y sostenibilidad . Desde patinaje sobre hielo y trineo hasta cocina y voluntariado, hay algo para todos. Así que no permita que el clima frío los mantenga a usted y a sus hijos adentro; ¡salga y haga algunos recuerdos de invierno juntos!