¿Eres una persona gaseosa? ¡Esta cerveza casera de jengibre fermentado es la receta para ti, ya sea que seas un gran fanático o menor! ¡Tiene un sabor increíblemente fresco y es bastante simple de armar!


Cerveza de jengibre fermentada (vegana)

  • Libre de lácteos
  • Digestión mejorada
  • Vegano

Ingredientes

Para el jarabe simple de jengibre:

  • 1 taza de azúcar granulada
  • 1/2 taza de agua filtrada
  • 4 cucharadas de jengibre picado


Para la cerveza de jengibre:

  • 1/8 cucharadita de levadura seca activa
  • 3 cucharadas de jugo de limón fresco
  • jarabe simple de jengibre (arriba)
  • 7 tazas de agua filtrada
  • menta fresca

Preparación

  1. Haz el jengibre simple. Combine el azúcar, el agua y el jengibre picado en una cacerola pequeña a fuego alto. Revuelva hasta que el azúcar se disuelva por completo. Retire del fuego, cubra la olla y deje reposar el jarabe durante 1 hora.
  2. Cuela el almíbar simple en un tazón pequeño para eliminar el jengibre.
  3. Encauzar la levadura en una botella de refresco limpia y seca de 2 litros. Luego, agregue el jugo de limón fresco, el jarabe simple colado y el agua filtrada. Atornille bien la tapa y agite la botella para disolver la levadura.
  4. Coloque la botella en un lugar fresco y oscuro (alejado de la luz solar) durante 3 días. Después de 3 días, abra cuidadosamente la botella para liberar presión. Enfríe la botella en la nevera para ralentizar la fermentación. Beba la cerveza de jengibre dentro de 2 semanas, asegurándose de abrir la botella una vez al día o dos para evitar que la presión explote.