Muchos solicitantes de empleo ven su búsqueda de empleo como una experiencia desagradable llena de frustración, encuentros estresantes con extraños, una pérdida de control sobre su vida y una oportunidad para el fracaso personal. La búsqueda de empleo puede ser difícil, ¡pero no tiene por qué serlo! Con la preparación adecuada y una buena actitud, buscar el trabajo adecuado puede ser una oportunidad para mejorar realmente su carrera.


Prepárate para el éxito

Encontrar trabajo requiere preparación. Para hacerlo bien, comience con una autoevaluación completa que incluya la exploración de su historial laboral y escolar, el servicio militar, pasatiempos, actividades de voluntariado, ambiciones, estilo de vida preferido, valores y necesidades. A partir de esta revisión, determine qué ocupaciones se ajustan mejor a su estilo de personalidad y luego establezca las metas adecuadas para la búsqueda de empleo. Si este paso le resulta difícil, busque la ayuda de un consejero de carrera profesional.

Prepare su currículum vitae y cartera de logros, organice un grupo de apoyo de amigos y familiares para ayudarlo a realizar su búsqueda de trabajo y estará listo para comenzar.

Acentuar lo positivo


Tan importante como una buena preparación es la actitud mental correcta. Lo más probable es que la búsqueda de empleo lleve tiempo, así que mantén el ritmo y ten paciencia. También requerirá que opere ocasionalmente fuera de su zona de confort. Controle su miedo a lo desconocido, dé la bienvenida a los desafíos que le esperan y esté dispuesto a explorar nuevas experiencias. Vea el proceso de búsqueda de empleo como lo que realmente es: una oportunidad para explorar y evaluar nuevas opciones profesionales que pueden agregar valor y disfrute a su vida. No permita que sus miedos gobiernen su comportamiento. Es difícil ver el mundo real cuando tu cabeza está enterrada en la arena.

Encuentra la estrategia adecuada


Una vez que sepa qué tipo de empleo está buscando, estará listo para comenzar a buscar un puesto. Las investigaciones han demostrado que los buscadores de empleo más exitosos utilizan una variedad de estas estrategias de búsqueda de empleo:

  • Contacto directo con el empleador:Investigue e identifique empleadores para los que le gustaría trabajar. Comuníquese con cada empleador por carta o por teléfono, indique cómo puede ser valioso y solicite una oportunidad para visitar y discutir oportunidades de empleo.

  • Utilice su red:Póngase en contacto con sus familiares, amigos y colegas profesionales y pídales que compartan valiosos consejos e información laboral. Recuerde, cuantas más personas trabajen con usted, más clientes potenciales podrá producir.

  • Reclutadores de empleo:Póngase en contacto con los reclutadores de empleo que colocan a las personas en su campo profesional e industria.

  • Servicio estatal de empleo:Cada estado ofrece una amplia variedad de información y asistencia diseñada para ayudarlo a encontrar empleo. Consulte sus centros profesionales para obtener información valiosa sobre tendencias profesionales y de la industria, encuestas salariales, consejos para buscar trabajo, técnicas de entrevistas y más.

  • Oficina de colocación:Si es un graduado universitario, comuníquese con su oficina de colocación y pregunte acerca de la asistencia de empleo, incluidas las oportunidades de trabajo, disponible para graduados y exalumnos.
  • Asociaciones profesionales:Si trabaja en un campo de carrera profesional, es probable que existan varias asociaciones estatales o nacionales que brinden información y servicios profesionales a los miembros. Busque asociaciones en su campo a través de su biblioteca local y comuníquese con ellas para solicitar asistencia laboral.
  • Líneas de ayuda laboral:Los empleadores de todo el país han creado líneas directas de empleo a las que puede llamar, generalmente a través de un número gratuito 800, para obtener información sobre las vacantes de empleo. La mayoría de las librerías y bibliotecas tienen libros que enumeran cientos de líneas directas laborales.