¡Estas barras agrias de limón y coco saben exactamente como el bizcocho de limón! ¡Están llenos de ingredientes saludables como lino, chía y proteína en polvo casera para ayudarlo a recuperarse después del gimnasio!


Barras de proteína de limón y coco (veganas, sin gluten)

  • Libre de lácteos
  • Recetas sin gluten
  • Vegano

Sirve

12

Ingredientes

  • 1 taza de proteína en polvo
  • 3/4 taza de harina de almendras
  • 1/2 taza de harina de coco
  • 1/2 taza de coco desecado
  • 3 huevos de lino (1 cucharada de semillas de lino molidas, más 3 cucharadas de agua cada una)
  • 1/4 taza de jarabe de arce
  • 1/2 taza de jugo de limón recién hecho (incluida la pulpa)
  • Ralladura de 1 limón
  • 2 cucharadas de semillas de chia


Preparación

  1. Precaliente el horno a 356 ° F. Engrase y forre un molde cuadrado para pastel y póngalo a un lado.
  2. Combine la proteína en polvo, la harina de almendras, la harina de coco y el coco desecado en un tazón grande y mezcle hasta que esté bien mezclado. Poner a un lado.
  3. Prepare sus huevos de lino y reserve durante 15 minutos. Agregue el jarabe de arce, el jugo de limón, la ralladura y las semillas de chía y continúe batiendo hasta que todo se incorpore.
  4. Gire la batidora de pie a la velocidad más baja, o mezcle a mano la mezcla de ingredientes secos y revuelva suavemente hasta que se combine. Verter en una fuente para hornear preparada y alisar con la parte posterior de una cuchara o espátula de madera. Hornee por 30 minutos, o hasta que la brocheta insertada en el medio salga limpia.
  5. Deje enfriar completamente. Retire del estaño, corte una vez horizontalmente y luego corte cada porción en 6 barras para hacer un total de 12 barras.

Información nutricional

Calorías totales: 2025 # Carbohidratos totales: 150 g # Grasas totales: 112 g # Proteínas totales: 114 g # Sodio total: 1069 g # Azúcar total: 65 g (por porción) Calorías: 169 # Carbohidratos: 13 g # Grasas: 9 g # Proteína: 10 g # Sodio: 89 g # Azúcar: 5 g Nota: La información que se muestra se basa en los ingredientes y la preparación disponibles. No debe considerarse un sustituto del consejo de un nutricionista profesional.