Este plato definitivamente está clasificado entre mis diez favoritos en el blog hasta ahora. Las capas de sabor de esta lasaña de inspiración mexicana me hacen sonreír con deleite cuando muerdo. El nivel de picante depende de algunas cosas: qué tan calientes están tus jalapeños y cuántos usas. Lasaña mexicana es como una cacerola de tacos, o un taco suave en capas. Puede cambiar las capas de relleno a lo que desee. Me gusta mantenerlo bastante simple la mayor parte del tiempo. Aunque preparé la salsa desde cero, no lleva mucho tiempo armarla y hornearla.


Lasaña mexicana (vegana, sin gluten)

  • Libre de lácteos
  • Recetas sin gluten
  • Vegano alto en carbohidratos
  • Soy Free
  • Vegano
  • Sin trigo

Sirve

2

Hora de cocinar

30

Ingredientes

  • 10 tortillas de maíz
  • 1 taza de frijoles refritos
  • 3 tomates medianos - cortados en cubitos
  • 1 cebolla mediana - en rodajas
  • 1 pimiento rojo grande en rodajas
  • 1/2 taza de jalapeños
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharadita de hojuelas de pimiento rojo
  • 1 aguacate - cortado en cubitos
  • salsa picante - al gusto


Preparación

  1. Precaliente el horno a 350F.
  2. En una sartén grande, saltee las cebollas a fuego medio / alto hasta que estén translúcidas, aproximadamente 3 minutos. Pica 1/4 taza de los jalapeños. Agregue los tomates, el pimiento rojo, el jalapeño picado y las especias.
  3. En una cacerola o en un plato seguro para el horno, agregue un poco de salsa en el fondo, luego coloque una tortilla, algunos frijoles y salsa y siga superponiendo hasta que no quede nada.
  4. Hornee en el horno durante 25-30 minutos. Cubra con jalapeños, aguacate y salsa picante según lo desee.
  5. ¡Disfrutar!

Información nutricional

Calorías totales: 1170 # Carbohidratos totales: 187 g # Grasas totales: 32 g # Proteínas totales: 34 g # Sodio total: 1109 g # Azúcar total: 25 g (por porción) Calorías: 585 # Carbohidratos: 94 g # Grasas: 16 g # Proteína: 17 g # Sodio: 555 g # Azúcar: 13 g Nota: La información que se muestra se basa en los ingredientes y la preparación disponibles. No debe considerarse un sustituto del consejo de un nutricionista profesional.