Combinan el delicioso ramo de hierbas que solo la pizza puede proporcionar en forma de gofre, ¿no es sorprendente? Estas creaciones mágicas son crujientes por fuera y suaves por dentro, y van muy bien solas o con un poco de salsa de yogur vegano.