Estas galletas de semillas caseras vienen cargadas de proteínas, ácidos grasos esenciales, calcio y fibra. Las semillas pueden variar según el gusto, pero puedes usar lo que quieras. ¡Sin embargo, asegúrese de mantener las semillas de lino y chía! Estos se mantienen bien por un tiempo, pero probablemente irán bastante rápido. ¡Son tan deliciosos! Sumerja estas galletas de semillas caseras en hummus, guacamole o cualquier salsa de su elección. También puedes comerlos por su cuenta. Son tan fáciles y sabrosos, ¡tienes que probarlos!


Galletas de semillas (veganas)

  • Libre de lácteos

Ingredientes

  • 1/2 taza de semillas mixtas (girasol, calabaza, sésamo, etc.)
  • 1/4 taza de semillas de chia
  • 2 cucharadas de semillas de lino
  • 1/4 taza de avena arrollada
  • 1/4 taza de harina de avena
  • 3/4 cucharadita de sal marina
  • 1 taza de agua
  • 2 cucharadas de aceite de oliva


Preparación

  1. Precaliente el horno a 300 ° F.
  2. Combine todos los ingredientes secos en un tazón y mezcle bien. En una taza medidora, mezcle agua y aceite. Agregue a los ingredientes secos y mezcle hasta que estén bien combinados. Deje reposar la masa durante 30 minutos, para que las semillas de chía puedan absorber la humedad.
  3. Entre dos hojas de papel pergamino, extienda la masa de manera uniforme y lo más delgada posible. Retire el papel de hornear superior. Con un cuchillo, corte la masa en las formas deseadas. Transfiera a una bandeja para hornear (con papel de pergamino inferior).
  4. Coloque en el horno precalentado y hornee durante 30-40 minutos hasta que estén doradas y crujientes.
  5. Dejar enfriar durante 5 minutos antes de partirlos en los bordes precortados.